Juan Huertas
Creatividad, comunicación y otras perversiones
unainciertamirada.001.png

BLOG

Un blog sobre comunicación, creatividad, publicidad y otras perversiones.

Linces, Torres y Reyes

1379508230195.jpg

El lince ibérico. Una especie a punto de hacer compañía al dodo en el siniestro club de especies desaparecidas. Vive en un entorno hostil, su hábitat tiende a reducirse por la voracidad humana, su principal fuente de alimentación escasea, le acosan las enfermedades… Vamos, que el futuro se le pinta más negro que el sobaco de un tordo.

Y aún así nos seguimos gastando un buen dinero tratando de salvarlo. ¿Por qué? Porque la existencia del lince es un indicador no solo de nuestro medio ambiente si no de la salud de nuestra sociedad. El día que desaparezca nos retrataremos como un país miope incapaz de conservar nuestro entorno natural y nuestra propia identidad.

Por eso cuando pienso en el programa de la 2 “Torres y Reyes” me acuerdo del lince.

El programa presentado por Mara Torres y Joaquín Reyes y dirigido por Santiago Tabernero tiene una factura exquisita, una realización dinámica, una escenografía fantástica y un planteamiento muy acertado: realizar un retrato semanal de los nuevos medios digitales desde una mezcla de humor, análisis y su puntito justo de moderneo. En definitiva, es un ejemplo fantástico de lo que debería ser la tele pública: información, calidad y pluralismo para crear una sociedad mejor.

Y sin embargo, este tipo de programas no deja de ser otra especie en extinción (como tantas otras cosas que forman parte de “lo público”) a la que deberíamos dedicar nuestros esfuerzos a proteger porque su existencia es una muestra de la salud no solo de la tele pública si no también de nuestra sociedad.

Un día dijo Joaquín Reyes “tenemos tan poca audiencia que el que nos puede cancelar no ve el programa”. No se puede resumir mejor el estado de las cosas. Ahora solo espero que el que tiene el poder de cargarse Torres y Reyes” siga viendo “Hay una cosa que te quiero decir”, “Tu cara me suena” o el fútbol.

       

Juan HuertasComment