Juan Huertas
Creatividad, comunicación y otras perversiones
unainciertamirada.001.png

BLOG

Un blog sobre comunicación, creatividad, publicidad y otras perversiones.

Tomarse a uno mismo en broma es algo muy serio

 Bill Gates, Peco's Style

Bill Gates, Peco's Style


Cuando las cosas se tuercen lo suficiente para amargarme un tanto la existencia siempre intento recurrir al mejor calmante vitaminado que conozco: la risa. Creo que hay pocas cosas tan sanadoras y revitalizadoras como una buena carcajada. Riéndote se abren de pronto puertas vitales que parecían estar cegadas o que ni siquiera existían. Riéndote aprendes además a relativizar las cosas y a ver todo en su justa posición y medida: con una buena sonrisa en los labios y el humor bien incrustado en el cerebro somos capaces de identificar lo que es verdaderamente importante y lo que nos hacen creer que es importante pero no vale para nada.

Lo bueno del tratamiento humorístico es que, al contrario de los farmacológicos, está recomendado a todas las personas independientemente de su sexo, religión, clase social o cualquier otra característica que imaginéis. Hay algo en el mundo, aunque solo sea una cosa, que tiene el poder de provocarte la risa. Tan solo tienes que identificarlo y abrazarlo sin prejuicios ni remordimientos. Da igual que sean vídeos de gente metiéndose leñazos dolorosos, Chiquito de la Calzada, los Morancos, Miguel Noguera o memes de Julio Iglesias. Cuando estés de bajón métete una buena sesión del material que más gracia te haga hasta que no puedas más, hasta que te duela la tripa de tanto reírte. Al acabar verás la vida desde otra perspectiva.

En estas cosas estaba yo, en una sesión de sanación vía YouTube, cuando llegué a este vídeo.

Sí. Habéis visto a uno de los hombres más ricos del planeta haciendo el payaso en uno de los programas con más repercusión en Estados Unidos (mi adorado Late Show de Jimmy Fallon), con el fin de promocionar una web. Una web que para más inri no tiene nada que ver con Microsoft, si no con la fundación a la que ahora dedica todos sus esfuerzos: The Bill & Melinda Gates Foundation.

El amigo Bill es muy grande por muchas cosas. Además de ser uno de los responsables de la revolución digital, de ser un genio empresarial que levantó uno de los mayores imperios empresariales de la historia reciente, de haber ayudado a Steve Jobs a reflotar Apple (la relación que tenían estos dos es para un libro, otro día os hablo de ella) y de ser el mayor filántropo de mundo, además de todas estas cosas que os acabo de decir y muchas otras más, este tipo es capaz de reírse de si mismo y gracias a su generosidad hacer que yo también me ría.

Quizás es que, cuando uno sabe lo que realmente se tiene que tomar en serio, averigua que el resto hay que tomárselo a broma.

Ah, y ya que estáis, echad un vistazo a www.gatesletter.com

Juan HuertasComment