Juan Huertas
Creatividad, comunicación y otras perversiones
unainciertamirada.001.png

BLOG

Un blog sobre comunicación, creatividad, publicidad y otras perversiones.

La última polémica del clásico no es sobre fútbol

 Un aficionado muestra una bufanda con el texto ¡OLÉ! a un supuesto autobús del Barça mientras grita "¡Viva España!". 

Un aficionado muestra una bufanda con el texto ¡OLÉ! a un supuesto autobús del Barça mientras grita "¡Viva España!". 

Alrededor del clásico de fútbol español siempre hay polémica: antes, durante y después de cada partido. Que si el árbitro no pitó algo, que si los presidentes se dijeron algo, que si un entrenador ha insultado a alguien, que si un jugador ha pateado/pisado/escupido a otro, etc. Todo ello bastante aburrido y previsible para alguien como yo, que profesa amor por otro equipo y que le interesa lo mismo lo que le pase al Real Madrid o al FC Barcelona que lo que le acontezca al Atleti o al Espanyol.

Pero este año ha sido diferente. La polémica ha saltado al mundo publicitario, un territorio en el que una marca con mínimas intenciones de vender en toda España no se permitiría el lujo de tocar las narices a la afición merengue o la blaugrana, por mucho que incluso llegasen a patrocinar a alguno de los equipos.

Por eso este anuncio de Beats by Dre, protagonizado por Cesc Fàbregas, ha causado tanto revuelo.

La pieza se estrenó ayer con motivo del clásico en Francia, Reino Unido y España y ha sido creada por la agencia R/GA London. Como siempre hay que acudir a la fuente, esto es lo que dice Rodrigo Sobral, el director creativo de la agencia sobre la campaña:

"La campaña Hear What You Want que hemos desarrollado con R/GA LA para Beats ha sido un gran éxito en los EE.UU., especialmente con las historias sobre los atletas antes de la Super Bowl. Así que queríamos hacer al similar en Europa, el clásico era un momento perfecto para presentar la bajada del fútbol en la campaña".

Pues parece que el fútbol americano y el europeo, aunque se llaman igual, no tienen mucho que ver. Será por eso que el resultado me recuerda a las escenas de la película Misión Imposible 2 en las que se mezclaba la Semana Santa sevillana con las Fallas.

Por su parte, Beats salió del paso con estos tuits en su cuenta oficial:

Que también les vale la tontería. “Es ficción” y “el FC Barcelona y el Real Madrid no han sido consultados”. ¿En serio? ¿Es lo mejor que se os ha ocurrido decir? ¿Alguien os ha dicho que incitar el odio entre regiones, incluso entre aficiones, es caca? Creo que no. Supongamos que la explicación a tal resultado es que los que se han ocupado de ambientar la peli se han tomado su trabajo muy a pecho. O que nadie de la oficina de representación de Cesc revisó el montaje final. Incluso podemos suponer que en las oficinas de Londres, de la agencia y del cliente, nadie se molestó en comprobar qué decían los audios en castellano. 

Supongámoslo porque cualquiera de esas explicaciones siempre será mejor que pensar que una marca y una agencia utilizan un conflicto como palanca para vender cascos.

Pero, por una vez, no matemos (solo) al mensajero. ¿Qué imagen de nosotros mismos estamos dando para que desde el Reino Unido nos vean de esta forma? Qué pena, la verdad. 

Juan HuertasComment