Juan Huertas
Creatividad, comunicación y otras perversiones
unainciertamirada.001.png

BLOG

Un blog sobre comunicación, creatividad, publicidad y otras perversiones.

La vida es chula y Desigual es su profeta

 La vida es chula, y para chulo, chulo su...

La vida es chula, y para chulo, chulo su...

Tan orgullos están en Desigual de su campaña del Día de la Madre que han dedicado la última entrada de su blog corporativo (que podéis leer aquí) a salir al paso de las reacciones que ha suscitado y a compartir con toda la sociedad algunas de las claves para apreciar la obra en toda su grandeza, inventado un nuevo género literario que fusiona el comunicado de prensa y el ensayo.

El texto que han preparado llegar a rozar las más altas cotas que nuestras letras han conocido. Con unas simples líneas son capaces de replantear las bases de la filosofía occidental y de la creación artística en cuanto a la relación entre el creador, el mensaje y sus receptores. Tan es así que me he visto obligado a analizar este texto que nos abre las puertas a un mundo nuevo de conocimiento. Pobre y someramente, que es lo que me permite mi intelecto.

A continuación y en cursiva, el texto de Desigual. En negrita, el mío. 

 Ante las diferentes reacciones, a favor y en contra, en medios de comunicación y redes sociales sobre la última campaña de publicidad #tudecides de Desigual, la compañía quiere manifestar que en ningún momento se ha querido herir la sensibilidad del espectador.

La marca, haciendo gala de su magnanimidad, no tiene la intención de herir, pero hay que tener en cuenta que la innovación y la transformación de la sociedad a veces conlleva efectos negativos que en ningún modo llegan a hacer sombra al bien superior que se consigue.

 Desigual continúa fiel a su filosofía transgresora e innovadora que se vuelve a expresar en esta última campaña con motivo del Día de la Madre. Con el anuncio #tudecides se refuerza el mensaje que ha unido todas las campañas de la marca hasta la fecha, acerca del poder de decisión de las personas y que en este spot representa un grito a la liberación personal y al derecho de perseguir los sueños.

La filosofía de Desigual es innovadora, porque ha supuesto un nuevo paso en el desarrollo del pensamiento occidental. El ministro Wert, en aras de potenciar y modernizar las clases de Filosofía en los institutos, debería sustituir los estudios sobre Marx y Hume por líneas de pensamiento más actuales como Desigual e ING Direct, lo que sin duda ayudará a que nuestros jóvenes estén más preparados para afrontar con garantías el futuro que les espera.

Tal como Delacroix retrató a “La Libertad guiando al pueblo”, Desigual nos libera del yugo opresor y nos guía hacia la consecución de nuestros anhelos y nuestra libertad personal.

 Todas las campañas de Desigual cuentan historias alegres y desenfadadas que recurren a planteamientos creativos sorprendentes.

 Sin duda, los planteamientos creativos utilizados en las campañas de Desigual suponen toda una sorpresa tanto para el espectador profesional como para los más legos en la materia, ya que no están habituados a los recursos audiovisuales empleados en estas películas publicitarias. 

Siempre se trata de ficciones publicitarias donde cada uno es libre de interpretar el final y el mensaje.

En este punto hay que recordar que en el resto de “ficciones publicitarias” existe la obligación de interpretar “el final y el mensaje” en un sentido determinado. Gracias a Desigual, esa prisión mental desaparece.

Prueba de ello es que el anuncio #tudecides, entre otras interpretaciones, se ha criticado, por ser un alegato frente al aborto y también por ser un manifiesto en su contra.

La intención de los autores del spot fue crear una pieza de la que se pudiesen extraer múltiples submensajes, incluso contradictorios, como estar frente y contra el aborto.

Pinchar un preservativo es un acto que llama poderosamente la atención, como lo puede ser encender una cerilla en la oscuridad o pinchar un globo en el silencio.

Aquí Desigual tiene a bien compartir con nosotros los rudimentos básicos del arte: la relación entre fondo y forma, realidad y ficción, figura y figuración, etc.   

Ahora bien, encender una cerilla no tiene que servir como síntoma de piromanía, sino que puede ser un símbolo de tener una idea, de alumbrar, de emprender, etc. Pinchar un preservativo puede ser un canto a la maternidad. Un símbolo, una metáfora. La imaginación es libre de pensar en consecuencias.

Conocedores como son de nuestras limitaciones mentales, en este párrafo los responsables de Desigual descienden a las catacumbas del intelecto humano que habitamos el común de los mortales para ofrecernos un ejemplo que nos ayude a desentrañar esa línea de pensamiento que ya adelantó otro gran creador como es Alejandro Sanz en su obra “Cuando nadie me ve” (“cuando nadie me ve, puedo ser y no ser”).

 #Tudecides es la continuación de una série (sic) de historias, desde #tengounplan en 2012, pasando por el divertido #hazloporlamañana y el rebelde #teatreves en 2013, donde siempre se crearon diferentes opiniones en los medios de comunicación y en las redes sociales.

Las historias creadas por Desigual han accedido por mérito propio a ese olimpo de la creación episódica que comparte con magnas obras como los “Episodios Nacionales” de Benito Pérez Galdós y la conocida como “Saga Crepúsculo” de Stephenie Meyer.

Todos los spots de Desigual muestran una actitud ante la vida atrevida, optimista, decidida y con personajes que toman las riendas de sus vidas. Es lo que representa nuestro eslogan La Vida es Chula.

La riqueza polisémica de la palabra “chula” aplicada a la comunicación comercial, todo un hallazgo creativo que nos regala Desigual.

No es intención de Desigual, ni su función, el proponer patrones sociales de conducta, ni en este spot ni en los anteriores. Tampoco cualquier protagonista de nuestras campañas pretende ser un emblema de la condición femenina. Desigual defiende la libertad de expresión en el marco de la legalidad por parte de todas las personas y defiende el respeto y la libertad de interpretación de sus historias.

Estas líneas son el epítome de la idea “ser o no ser”, aunque aquí no exista el dilema que declamaba Hamlet. Además se lanza un concepto novedoso como es el de la “libertad de interpretación”, que sin duda nuestra Constitución debería proteger como derecho fundamental.    

Desigual se caracteriza por sus diseños diferenciados, optimistas y llenos de color. La Vida es Chula es su lema y forma de entender la moda y la vida. Un mensaje entusiasta, optimista, una verdadera declaración de intenciones. Un manifiesto que anuncia cómo enfrentarse al mundo cada día y que se refleja en el diseño de sus prendas con emoción así como en las historias que explica de forma divertida, fresca, original y rupturista.

Un manifiesto que no manifiesta, una creación que no es creada, una declaración que no declara. Todo esto y su contrario es el spot de Desigual.  Demos todos gracias a la marca barcelonesa porque, solo gracias a ellos, seremos capaces de vestirnos de emoción y de intenciones.

Juan HuertasComment